piel seca: causas más comunes

eczema piel seca

Tu piel es la primera línea de defensa que tiene tu cuerpo contra los elementos exteriores. Cuando el sol, el viento y el frío dejan la piel seca y con comezón, no la ocultes debajo de pantalones largos y guantes. ¡Tienes que reponerla!

Te enseñaremos cómo combatir la piel seca para que tengas el tipo de piel suave y elegante que todos queremos mostrar. Conoce lo que está causando que tu piel se seque para que puedas rejuvenecerla y, junto con ella, rejuvenecer tu espíritu y confianza.

Clima de invierno

Cuando la temperatura baja, el nivel de humedad también. El aire seco deja a la piel reseca. La mayoría de los pacientes de doctores acuden cuando el clima comienza a cambiar.

Subir el termostato no ayuda en este caso. La calefacción interior puede afectar peor aún a la humedad del aire y tu piel.

Una manera rápida de solucionarlo es instalar un humidificador en tu hogar. Coloca la humedad en un constante entre 45% y 55% y la temperatura a unos agradables 20°. Antes de salir afuera en un clima invernal, crea tu propia barrera de humedad, protegiendo tus partes más sensibles (labios, cara y manos) con una bufanda y un par de guantes.

Duchas vaporosas

Puedes ajustar la ducha para disfrutar de un bonito baño, pero eso no jugará a favor de tu piel. Sabemos que estar en una ducha muy caliente se siente maravilloso pero esto puede causar que los aceites naturales de la piel se sequen más rápido.

Estar de pie bajo esa vaporosa ducha el tiempo suficiente para cantar tu canción preferida tampoco es la solución. Mientras más tiempo estés en la ducha, más se secará tu piel.

Para solucionar esto, báñate con una temperatura tibia y con duchas cortas. Cinco minutos son más que suficientes para estar limpios y sin estar secos en exceso.

Jabones que roban la humedad

No utilices cualquier barra de jabón en tu ducha ya que no todos son iguales. Lavarte con un jabón duro puede causar una barrera contra la humedad natural que necesita la piel.

Recomendamos utilizar un jabón suave, sin perfume pero que hidrate y limpie. Si es líquido o en barra no importa, lo que sí es relevante es el elegir un jabón que esté especialmente formulado para la piel seca.

El frotarse

Si piensas que necesitas frotar la piel para limpiarla estás en lo equivocado. Tira esa idea junto con tu esponja.

La fricción pela la piel y aumenta la sequedad. Utiliza tus manos o un paño suave en vez de las esponjas, y vas a lograr estar tan limpio como con ellas pero sin maltratar a tu piel.

El paso de los años

Los niveles hormonales cambian con el paso de los años, haciendo que la piel se vuelva más fina y seca.

Si bien no se puede dar marcha atrás al reloj, puedes minimizar los cambios en la piel provocados por el envejecimiento. Comienza el día pasándote una buena crema de cara y piel e intenta minimizar tus arrugas, mientras alivias la sequedad, buscando ingredientes como ácidos alfa-hidroxi.

Esas son las causas más habituales de una piel seca y para combatirla primero debes identificar la razón y después actuar lo más rápido que puedas porque mientras más tiempo pase más se resecará y peor será el daño.

Deja un comentario

Tu email no será publicado