¿Cómo obtener el cepillado ideal?

Cepillarse los dientes es un hábito regular en beneficio de la higiene bucal. Es importante lavarse los dientes a diario, para eliminar la placa bacteriana y así evitar que surjan enfermedades bucales como caries y periodontitis.

El acto de cepillarse los dientes debe de ser un ritual que se tiene que generar de forma casi automática, ya que por nuestra boca es por donde se ingieren alimentos, al descomponerse pueden generar bacterias que pueden causar infecciones. Para ello, te mostramos estas 4 técnica de cepillado:

Técnicas de cepillado efectivas

Existen varias técnicas para cepillarse bien los dientes que puedes practicar. Sin embargo, mientras se limpien los dientes con periodicidad, todas las técnicas son efectivas, a continuación conoce algunas:

  • Técnica Horizontal: Esta técnica se recomienda utilizarla en los niños por su practicidad. Consiste en cepillar los dientes de forma horizontal.
  • Técnica de Leonard: Al igual que Horizontal, esta técnica es muy sencilla para enseñarse a los niños, con la diferencia que, en esta técnica se cepillan los dientes de manera vertical.
  • Técnica de Stillman: La parte superior del cepillo (Cabeza) se sitúa en dirección oblicua, generando un movimiento de manera vertical cubriendo de encía superior a inferior. Mientras se produce la técnica se necesita tener un poco de movimientos vibratorios para alcanzar residuos.
  • Técnica de Chartes: Colocar la cabeza del cepillo en dirección oblicua con dirección a los dientes y realizar movimientos en forma de círculo. Esta técnica se utiliza mayormente en personas que han perdido algún diente o sufren alguna deformación en su dentadura.

Limpieza de dientes en los niños

Debemos de enseñar a los niños a tener una buena higiene bucal, es imprescindible que los niños siempre se limpien su boca de frente al espejo e intenten la técnica de Starkey, consiste en cepillarse los dientes enfrente de algún tutor para que se asegure de su correcta ejecución.

Pero además de cepillarte los dientes de forma correcta y con una técnica empleada, debes de saber que áreas has de cuidar para tener una dentadura sana.

3 áreas que debes de cuidar para mantener una dentadura sana

Nutrición

Los alimentos que comemos, al ponerlos en la boca pueden afectar a la salud dental y de las encías. La elección de los alimentos adecuados puede ser especialmente beneficiosa en toda tu vida. Su boca está llena de gérmenes y bacterias (placa) que se alimentan de los almidones y los azúcares que se encuentran en los alimentos que consume.

Cuando no se limpia eficazmente la placa se produce un ácido que ataca el esmalte y, finalmente, causa las caries. La elección de los alimentos que son bajos en azúcar y almidones reducirá los ácidos producidos y ayudará a tener esos dientes sanos y fuertes. Si quieres saber cómo cuidar mejor tu alimentación, puedes visitar estos artículos sobre nutrición.

Es útil consumir productos bajos en azúcar así como revisar constantemente que no queden restos de comida en los dientes después de cada alimento. Hay que recordar que una boca sana es un cuerpo sano y una prevención a largo plazo que podría ayudarnos en evitar múltiples enfermedades por germenes y bacteriológicas.

Hilo dental

Cualquiera que sea el hilo dental que uses no hará ningún efecto para reducir el riesgo de caries o enfermedades de las encías, si no se utiliza correctamente. La mayoría de la población que hace uso de hilo dental de forma regular, no lo usa correctamente. Para eliminar eficazmente la placa, es necesario enrollar el hilo dental como si se tratara de la letra C alrededor de los dientes, para que la placa depositada entre los puntos de contacto de los dientes se desprenda.

El hilo dental es muy útil ya que llega a esas zonas donde los cepillos comunes no llegan y donde pueden quedar alimentos atorados. Algo muy útil es combinarlos con la pasta de dientes para que la pasta de dientes penetre igual por estas mismas hendiduras.

Los dentistas recomiendan el uso del hilo dental desde hace más de 20 años, y también el uso de cepillos interdentales, que no son más que unos cepillos pequeños que pueden llegar justo debajo de la línea de las encías. Son mucho más fáciles de usar, y se meten en las curvas de los dientes, así que es más fácil de limpiar cada lado del diente.

Visitar al dentista regularmente

Aparte de un buen tratamiento, el dentista brinda consejos sobre el cuidado que mas necesitamos, algunos padecimientos son indoloros y casi invisibles hasta que se muestran los verdaderos problemas. Para un correcto seguimiento de la evolución de tus dientes y los posibles problemas que se puedan producir, debes de visitar regularmente a tu dentista, para llevar un control de la tu salud bucodental.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here