El pan en la dieta

panes

Hay muchos mitos en lo referente a comidas para una dieta. Muchos de ellos tienen que ver con el pan. Vamos a revisar un poco las verdades y las mentiras acerca del pan dentro de las comidas para una dieta.

Recientes estudios realizados en Europa, que incluían a personas mayores, han demostrado que eliminar el pan de los alimentos para una dieta saludable, hace que aumenten los fracasos en la dieta. En realidad, el pan puede ser una de las comidas para una dieta que ayudan a para bajar de peso. Por ejemplo el pan integral, rico en fibras y nutrientes, requiere más tiempo de digestión, por lo que la sensación de sentirse lleno durante más tiempo en comparación con la que da un pan de harina refinada o un pan dulce lo cual lo hace una de las mejores comidas para una dieta. El pan en sí mismo no hace engordar, pero la cosa cambia cuando lo combinamos con otros componentes como mantequilla, mermelada y otros productos que aportan gran contenido energético.

 

¿Cómo usar el pan como parte de las comidas para una dieta?

Según un estudio del Hospital de La Paz de Madrid, el pan dentro o fuera de las comidas para una dieta, permite igualmente la pérdida de peso. El mito de que el pan debe excluirse de los alimentos para una dieta se basa en que deben reducirse los alimentos ricos en hidrato de carbono. Sin embargo, la comparación entre dos dietas hipocalóricas con pan y sin pan en mujeres con sobrepeso u obesidad ha demostrado que su consumo no interfiere en la pérdida de peso y facilita el seguimiento de la dieta.

En el estudio mencionado, se demostró que el pan, como una de las comidas para una dieta, igualmente redujo el peso corporal y la cantidad de grasa del cuerpo de los pacientes involucrados en el estudio, con la diferencia que aquellos que incluyeron pan dentro de las comidas para una dieta fueron significativamente más perseverantes en completar la dieta. Aquellos cuyas comidas para una dieta contenían pan, completaron el programa sin problemas, mientras que quienes no habían incluido el pan como comidas para una dieta aumentaban en número a media que la semana transcurría.

Algo fundamental que demostró este estudio es que incluir pan dentro de las comidas para una dieta aumenta la sensación de saciedad lo que ayuda a comer menos cantidad de alimentos.

Excluir el pan de las comidas para una dieta puede propiciar la inclinación por la ingesta de carnes y grasas, lo cual repercute negativamente en el equilibrio de la dieta y el perfil calórico.

El grupo que siguió con el pan como parte de los alimentos para una dieta, mejoró notablemente su perfil calórico y se aproximó a las recomendaciones nutricionales estipuladas por los expertos, con lo que redujo el porcentaje de grasa y aumentó el aporte de hidratos de carbono. Esta aproximación a los objetivos nutricionales no la alcanzó el grupo sin pan, en el que a pesar de lograr la reducción calórica buscada, el perfil calórico no sufrió modificaciones, según conclusiones del estudio.

Como ya hemos mencionado en muchas ocasiones, no es necesario abandonar ningún tipo de alimento que estés acostumbrado a comer, lo importante es, sobre todo en los adultos mayores, que las comidas para una dieta tengan el balance y proporción correctas para tu necesidad personal. Es por eso que las dietas, al igual que los ejercicios para bajar de peso, deben ser personalizados.

Deja un comentario

Tu email no será publicado