La dieta de los puntos

ilustracion-de-mujer-de-estilo-de-vida-saludable_1020-221

Cuando se trata de  de bajar de peso con la salud, la dieta de los puntos es la mejor opción, según los nutricionistas. La dieta de los puntos es eficiente y muy sencilla de realizar, ya que tiene como objetivo no restringir la ingesta de ningún alimento en particular, excepto las grasas trans.

Esta dieta, fue desarrollada para las personas que quieran seguir alimentándose bien, pero que mismo así obtengan una pérdida de peso saludable. La dieta de los puntos ayuda a promover la educación nutricional, ya que muchas personas no saben qué deben hacer después de que se logra bajar de peso.

Enseña a seleccionar los mejores alimentos, para hacer comidas equilibradas y saludables, incluso después de finalizada la dieta. De esta forma la persona puede alimentarse adecuadamente y sin pasar hambre.

 

¿Cómo funciona la dieta de los puntos?

El objetivo de la dieta de los puntos es sustituir las calorías por puntos, cada punto es equivalente a 3,6 calorías. Como ya se ha dicho anteriormente, todo tipo de alimentos están permitidos. Por supuesto, en el inicio las personas pueden quedar medio desorientadas, pero en el transcurso de los días, se acostumbrarán a contar los puntos.

Cuando el aprendizaje llega, la persona ya tiene una cierta idea de cómo invertir en alimentos más saludables y que le pueda permitir comer porciones mayores. Una regla muy importante en la dieta de los puntos es: cuanto menos calórico es el alimento, mayor es la cantidad que podrá ser ingerida.

Según los nutricionistas, ya en la primera semana es posible obtener resultados. Con el drástico cambio en la dieta, el practicante de esta dieta puede perder hasta 3 kilos. En la segunda semana, la pérdida de peso entra en un ritmo más moderado y constante, siendo ese el ritmo que debe ser seguir hasta el final de la dieta.

 

¿Cómo mantener el peso con la dieta puntos después de adelgazar?

La dieta de los puntos ayuda al ser humano a mantener el peso, porque ella enseña lo mismo que tener una educación nutricional. Con el conteo de puntos de los alimentos, es posible notar el valor energético o calórico de los alimentos, y esto a lo largo de la dieta es pasado a la persona, que aprende a alimentarse adecuadamente.

El practicante de la dieta de los puntos aprende que un menú saludable debe tener verduras, frutas, proteínas y alimentos preparados con menos grasa o azúcar. De esta forma, él es motivado a hacer su propio menú, alimentándose de forma correcta cuando la dieta terminar.

Por otra parte, quien hace esta dieta también aprende que no es necesario un mantenimiento, pero sólo el sentido común de mantener una dieta saludable y también mantener el peso deseado, en un proceso que proporciona dieta y salud de calidad.

Deja un comentario

Tu email no será publicado