Con la llegada del otoño y después de exponer tu piel al sol este verano, debes de tener un cuidado de esta, ya que una vez dejamos de broncearnos, la piel se vuelve seca.

Si te has estado demasiado tiempo al sol este verano y tienes la piel roja o restos de quemaduras por alta exposición solar, puedes aliviar el picor y el dolor utilizando un bálsamo calmante con aloe vera. El gel natural de aloe calma y repone los niveles de humedad de la piel y suaviza la quemadura.

Además de aliviar tu piel, debes de tener en cuenta que después de la temporada estival esta necesita limpiarse, exfoliarse, hidratarse y nutrirse. 

Saciar la sequedad con Sprays

Para conseguir realmente que la piel esté hidratada, debes de utilizar productos con vitamina C (otros farmacéuticos también lo recomiendan). Estos productos dan luminosidad a la piel y mejoran el aspecto de la misma.

Puedes hidratar la piel con una crema hidratante en spray, será mas fácil aplicarla por las zonas más secas y calmar la piel tras el verano.

Pero si no eres mucho de este formato, puedes utilizar el común tarro de crema. Ambos trabajan en reponer las líneas finas causadas por el tiempo pasado bajo el sol que brilla intensamente.

Hidrata tu piel antes de dormir

Antes de acostarte utiliza una crema de noche, aplícala masajeando tu piel. Otra de las opciones es utilizar un serum de noche, dependiendo del tipo de piel que tengas.

Con una fórmula de hidratación profunda durante la noche, suavizarás tu piel mientras duermes.

Recuerda que la piel también necesita hidratación durante todo el día, por lo que tienes que aplicar crema también de mañana. 

Nutre tu piel

Tras el verano, tu piel puede puede presentar síntomas de deshidratación, pérdida de elasticidad e incluso envejecimiento. Por ello, es fundamental seguir una dieta saludable y equilibrada, realizando las 5 comidas diarias correspondientes.

Además de beber la cantidad diaria de agua recomendada, 2 litros y descansar bien por la noche. Te mostramos una dieta antienvejecimiento para cuidar tu piel.

Revisa tu piel de las posibles manchas del sol

Después de tener un contacto con el sol en exceso, puede que aparezcan manchas en tu piel, ya que esta necesita tener una protección diaria para evitar que se vea afectada por la radiación solar, sobretodo en los meses más calurosos.

Se debe tener muchísimo cuidado con estas manchas, ya que algunas de ellas pueden ser las causantes de algún tipo de melanoma, o cáncer de piel.

 

Recuerda que ante cualquier duda sobre tu piel y antes de aplicarte un tratamiento, debes de consultar con un especialista o dermatólogo.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here