El oído es un órgano muy importante y es necesario mantener una adecuada higiene de éste.

En muchas ocasiones no sabemos cómo mantener la limpieza e higiene de nuestros oídos y utilizamos métodos que no son los más adecuados entre los cuales tenemos: El uso de bastoncillos de algodón, la punta de una toalla y los dedos.

Cabe destacar que estos métodos no son recomendados por los médicos debido a que pueden originar una infección y estás son muy difíciles de tratar y tardan mucho en curarse.

Solemos tener la creencia y la mala costumbre de limpiarnos los oídos con bastoncillos de algodón, esto es lo menos recomendado ya que en vez de eliminar el cerumen lo que hace es empujarlo hacia adentro ocasionando los llamados tapones.

Lo más recomendable para limpiar los oídos

Lo más recomendable es limpiarnos los oídos al salir del baño con infusores líquidos los cuales por lo general son soluciones a base de agua marina, las ventajas que ofrecen son: que emulsionan la capa de cerumen, para luego encapsularla y finalmente eliminarla.

El oído es un órgano que tiene un proceso natural autolimpiante por eso, es contraproducente utilizar los mencionados bastoncillos de algodón o recurrir a remedios caseros ya que, al hacer esto generamos una interrupción en su proceso natural de autoimpieza.

Es importante destacar que la limpieza de los oídos no debe ser diaria, se debe dar un lapso de tres o cuatro días entre cada limpieza. Al bañarnos debemos evitar que nos caiga solución jabonosa dentro de los oídos y nunca usar dicha solución para lavarlos y por ultimo secar con sutileza los oídos.

El oído es un órgano muy delicado

Este requiere de toda nuestra atención y cuidado ya que gracias a este podemos tener lo que denominamos equilibrio y al no tenerlo es debido a un daño producido en este y en muchas ocasiones se produce lo que se denomina laberintitis y esta tiene como manifestación dos síntomas: El vértigo y el mareo.

Además el oído posee en su estructura los huesos más pequeños del cuerpo humano denominados cadena de huesecillos que son muy delicados, es por ello que siempre por lo menos una vez al año debemos acudir al especialista y realizarnos una evaluación auditiva de rutina y ser examinados por un otorrino.

No debemos descuidar uno de los sentidos más importantes como lo es el sentido del oído, siempre tener una buena y adecuada higiene y evitar los ruidos fuertes, así como también el uso en exceso de audífonos.

Ante cualquier duda o problemas que tengas, debes de consultar con un médico o especialista. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here