Según la Organización Mundial de la Salud, la pérdida de audición es un problema que afecta al 5% de la población mundial  (466 millones de personas), haciendo hincapié en la personas mayores de 65 años, ya que una de cada tres personas de entre 65 y 74 años, tiene algún nivel de pérdida auditiva.

Y es que se entiende como pérdida de audición incapacitante aquella que supera los 40dB en el caso de los adultos y superior a 30dB en el caso de los niños.

¿Qué es la sordera?

La sordera es la pérdida total de la audición en uno o ambos oídos. La pérdida de la audición se refiere a la pérdida de la capacidad de oír, bien sea total o parcial. 

El 50% de la pérdida de audición es prevenible. Un gran número de personas afectadas por pérdida de la audición puede mejorarla con medicamentos, cirugía y el uso de audífonos y otros dispositivos.

Se pueden destacar dos tipos de sordera:

  • Sordera parcial: se manifiesta cuando la persona tiene una leve capacidad auditiva y pueden usar un aparato auditivo para que ésta mejore.
  • Sordera total o completa: Se manifiesta cuando la persona afectada no tiene capacidad para oír absolutamente nada. Para las personas con una pérdida de audición más acusada pueden ser útiles los implantes cocleares.

¿Qué causas que provocan la sordera?

Hay dos tipos de causas que puede provocar una pérdida de la audición.

  • Causas congénitas: se detectan en los bebés y pueden determinar la pérdida de audición en el momento del nacimiento o poco después. La pérdida de audición puede obedecer a factores hereditarios, pero también puede surgir por complicaciones en el embarazo o en el momento del parto.
  • Causas adquiridas: son aquellas causas que provocan una pérdida de audición en personas de cualquier edad. Las causas más comunes que causan pérdida auditiva son los traumatismos craneoencefálicos, enfermedades infecciosas como la meningitis, el sarampión y la parotiditis, la obstrucción del conducto auditivo producida por cerumen o cuerpos extraños, el envejecimiento natural o una exposición continua a ruidos intensos.

¿Cómo prevenir el quedarse sordo?

Revisar los oídos y su capacidad auditiva es necesario para evitar la pérdida de la audición. Estas pruebas, se realizan en centros auditivos especializados, que de forma sencilla, practican unos test de audición para comprobar posibles problemas auditivos y a partir de ahí, poder empezar a tomar medidas para detener el deterioro.

Pero para prevenir la sordera, puedes seguir una serie de pautas, para conservar tu salud auditiva:

  • Evitar lugares muy ruidosos, siempre que sea posible  (tanto en el trabajo como en las actividades recreativas)
  • Mantener a un nivel de audio normal los auriculares, máximo a un 60% de su capacidad
  • Los niños también deben de someterse a exámenes de audición para evitar así futuros problemas auditivos
  • Vacunar a los niños contra las enfermedades de la infancia, en particular el sarampión, la meningitis, la rubéola y la parotiditis
  • Administrar la vacuna contra la rubéola a las adolescentes antes de que se queden embarazadas
  • Evitar el uso de medicamentos ototóxicos en embarazadas y lactantes, salvo que hayan sido prescritos por un médico para un problema en concreto y siempre bajo su supervisión.  

Cómo prevenir la sordera o pérdida de audición

Por lo tanto, no debes de esperar a que aparezcan síntomas relacionados con la pérdida de audición, realizar revisiones regulares, es fundamental para evitar futuros problemas auditivos. Cualquier duda, consulta a un médico o especialista.

Fuentes:

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs300/es/

http://www.teinteresa.es/espana/Prevenir-perdida-audicion-todas-edades_0_1983401860.html

http://www.europapress.es/comunicados/sociedad-00909/noticia-comunicado-perdida-audicion-afecta-poblacion-mundial-20180321093508.html

https://www.elmagacin.com/como-detectar-que-estas-perdiendo-audicion/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here