Cuando a una mujer le llega la hora de dar a luz y desea hacerlo de manera natural, debe saber que pasará por unos dolores qué llevan el nombre de contracciones, y entre mas cerca él bebe esté de nacer, más fuertes y seguidos serán estos dolores.

Durante este breve, pero infernal tiempo, las mujeres deberán de poder afrontar estas contracciones y en este artículo, te mostramos algunos consejos para que las contracciones sean lo más llevaderas posible.

La cama no ayuda

Cuando una mujer está por afrontar las contracciones, debe de saber que echarse sobre una cama, no va a ayudar en nada a disminuir los dolores producidos por las contracciones, es por eso que deberá de adoptar alguna otra posición.

De rodillas

Una forma en cómo se pueden afrontar las contracciones, es colocarse en el suelo de rodillas, teniendo la espalda apoyada en la pared, mientras se tienen las piernas flexionadas y a la vez abiertas. 

Esta posición, puede ayudar en gran medida a aliviar los dolores producidos por las contracciones y si tienes la fuerza suficiente y puedes caminar un poco en dicha posición durante las contracciones, podrás sentir como el impacto será menor de que si nos quedamos quietas.

La ayuda de los masajes

Los masajes siempre han sido una herramienta muy práctica para liberar estrés de los músculos y del cuerpo, entonces por qué no usarlos para así poder afrontar las contracciones.

En ese caso, si estamos acompañados por nuestra pareja, una amiga o algún familiar, lo qué podemos hacer es pedirles ayuda para nos proporcionen unos masajes en la zona lumbar. De esa manera, podremos aliviar un poco el dolor, claro siempre y cuando la persona sea delicada a la hora de realizar el masaje.

Otra buena zona para aplicar masajes es en los pies, y aunque cueste mucho créelo, si se aplican masajes en la zona de los pies el dolor puede llegar a ser apaciguado en gran medida, así que esta también es una opción bastante viable.

La respiración

Es algo que siempre se escucha en la sala de parto: respira  y esto se debe a que si se puede llegar a controlar un poco la respiración, esto podrá ayudar a relajar los músculos que están estresados a raíz de las contracciones por esto, se suelen impartir clases para preparar a las futuras madres en la labor de parto, para que así tengan una noción de lo que se debe de hacer y de lo que no se debe de hacer.

El parto nunca es una tarea fácil siempre traerá dolor, pero a la final será un dolor muy grato al poder tener entre brazos a tu bebé.

Si tienes alguna duda sobre en tu periodo de gestación o durante las contracciones, debes de acudir a un médico o ginecólogo para que te aconseje y ayude.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here