Una mujer embarazada requiere de nutrientes de calidad, no solo para ella sino que son indispensables para el buen desarrollo de su bebé. Sin lugar a dudas, uno de ellos es el omega 3, su función principal reside en el beneficio que aporta para la formación del tejido y desarrollo del cerebro del feto. Al ser ingeridos por la madre embarazada mediante la alimentación o suplementos, estos ácidos grasos atraviesan hasta llegar al feto y depositarse en su tejido cerebral y ocular.

Dosis recomendada de Omega 3

El consumo diario de ácidos grasos poliinsaturados de omega-3 para las gestantes que se aconseja, es de 2 gramos por día durante los primeros seis meses; esta cantidad se incrementa a entre 2 y 2,5 gramos para el resto del embarazo y durante la lactancia.

Beneficios de la ingesta de Omega 3 para el bebé

  • Favorece su progreso cerebral mediante la mejora de la función cognitiva y neurológica.
  • Contribuye al desarrollo de su visión y sistema nervioso durante su crecimiento
  • Luego de nacer, reduce sus probabilidades de sufrir resfriados o enfermedades de menor duración en sus primeros meses de vida.

Beneficios de la ingesta de Omega 3 para las madres

  • Minimiza la posibilidad de partos prematuros. Estudios comprobados demuestran que los suplementos de omega 3 alargan el embarazo entre 4 a 6 días en mujeres con antecedentes.
  • Disminuye el riesgo de preclamsia, ya que estos ácidos grasos contribuyen a la    mejora de problemas de vasoconstricción, los cuales son asociados a esta condición y la hipertensión.
  • Reduce la eventualidad de desarrollar síntomas depresivos en su embarazo; es una fuente natural para el tratamiento de los estados de ánimo.

¿Cómo ingerir el Omega 3?

Aunque existen suplementos, lo ideal es el consumo de omega 3 mediante la dieta regular, este se encuentra principalmente en los pescados azules como las anchoas, sardinas, boquerones, atún,  bonito, palometa, jurel, arenque, salmón, congrio, caballa,  trucha de mar,  pez espada, salmonete y rodaballo; de igual manera en mariscos destacándose mejillones, berberechos y ostras. 

El consumo de Omega 3 durante el embarazo

Debido a que el consumo de pescados y mariscos durante la gestación se recomienda ser limitado a tres raciones semanales, como máximo por su alto contenido en mercurio que puede llegar a ser perjudicial para el feto, el omega 3 podemos encontrarlo en otros alimentos como son: yogures, leche, galletas, cereales, huevos enriquecidos, almendras, nueces, semillas de lino, pipas de calabaza y cañamones, los cuales se pueden alternar y comer en cantidades más elevadas.

Recuerda que ante cualquier duda sobre el consumo del Omega 3 y sus beneficios durante el embarazo, debes de consultar con un médico o especialista. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here